Si todavía no está seguro de por qué utilizar un autoclave y no otro equipo, como una estufa eléctrica, por ejemplo, el siguiente texto lo ayudará a definir su decisión, el texto responderá algunas dudas frecuentes que nuestros clientes tienen (o más bien, han tenido) antes de comprar nuestros equipos, tales como:

¿Cuáles son las diferencias entre autoclave y estufas eléctricas?
Los equipos de esterilización más conocidos son los autoclaves y las estufas eléctricas, pero debemos conocer las diferencias entre ambos. La estufa eléctrica actúa a través del calor seco, mientras que el autoclave actúa a través del calor húmedo que implica calor, humedad y presión. Otro factor que diferencia los dos equipos es su uso, el autoclave, por poseer un sistema de seguridad que priva al usuario de abrir la puerta durante los procesos, garantiza la eficiencia del proceso, mientras que la estufa puede y se abre comúnmente durante los ciclos, muchas veces para insertar más materiales para esterilizar.

¿Qué métodos de esterilización están indicados por ANVISA?
Según ANVISA, agencia reguladora vinculada al Ministerio de Salud, el equipo indicado para la esterilización de todos los artículos termorresistentes, es decir, artículos no afectados
por las altas temperaturas, es el autoclave, mientras que las estufas eléctricas están indicadas para aceites, polvos y cajas de instrumentos. Con respecto a las técnicas de esterilización para instrumentos quirúrgicos, ANVISA recomienda autoclaves de vapor, peróxido de hidrógeno y óxido de etileno.

El órgano también señala que el uso de formalina inhibe la validación del proceso, y vale la pena recordar que ANVISA no tiene normas que indiquen esterilizaciones realizadas a través de ollas a presión ni por ultravioleta.

¿Por qué la preferencia al elegir un autoclave?
Los autoclaves son equipos validados y totalmente automatizados, que dispensan las interrupciones durante el proceso y garantizan la eficacia en las esterilizaciones, además del sistema de secado que tienen algunos autoclaves, que permite la esterilización de los medios de cultivo.
Además, los autoclaves son muy flexibles en sus aplicaciones, que pueden estar en: clínicas quirúrgicas,
veterinarias, médicas, hospitales, industrias farmacéuticas, alimentarias, de cosméticos, químicas, laboratorio e, incluso, para manicuras.

Los autoclaves tienen varias capacidades, lo que permite conocer todos y cada uno de los perfiles y necesidades de los clientes.

Autor: Gabriel Sampaio

Abrir chat